CONSEJOS DE NUESTRA NUTRICIONISTA PAULA CAMACHO

¿Año nuevo, vida nueva?

Como cada año, enero supone volver a la rutina y comenzar con los propósitos de año marcados.

Un propósito muy común es la pérdida de peso, queriendo ver resultados de forma rápida. Por esta razón, se suele recurrir a dietas restrictivas, dietas detox, batidos sustitutivos de comidas…

Estos métodos quizás te sirvan para bajar de peso a corto plazo, pero es importante tener en cuenta que no le estarás haciendo ningún bien a tu salud.

En definitiva, se aconseja modificar el propósito de año de «perder peso» por el de “conseguir realizar poco a poco un cambio de hábitos”, donde aprender a comer sea una de las herramientas que contribuya a lograr y mantener tu objetivo a largo plazo.

    CONTACTO

    3 + 5 =